Mauricio Macri encabezará un acto por los 25 años del atentado a la AMIA

22
Compartir

Será primera vez que se rinde tributó a las víctimas del ataque terrorista en la Casa Rosada.

El presidente Mauricio Macri encabezará el jueves 18 de julio un acto en la Casa Rosada por los 25 años del atentado a la sede de la AMIA. A diferencia de Cristina Kirchner, que promovió un Memorando con Irán para dejar impunes a determinados autores del ataque terrorista, Macri decidió protagonizar un tributo institucional a los 85 muertos y más de 200 heridos causados por la camioneta Trafic que estalló en la entrada del edificio de Pasteur 633.

El gobierno argentino tiene previsto invitar a los mandatarios de Brasil, Paraguay y Uruguay que estarán participando -hasta el día anterior-en la Cumbre del Mercosur que sesionará en la ciudad de Santa Fe.

Si no tienen problemas de agenda, Jair Bolsonaro, Mario Abdo Benítez y Tabaré Vázquez aceptarán la invitación presidencial y se sumarán al tributo oficial. Los tres mandatarios repudian al terrorismo internacional, que en la región se hace fuerte con las células de Hezbollah que operan en la Triple Frontera.

Al margen de los presidentes del Mercosur, ya está confirmada la participación de Mike Pompeo, secretario de Estado de los Estados Unidos. Pompeo llegará el 18 de julio en la madrugada -si no hay cambios de planes-, participará de la ceremonia central en la calle Pasteur, tendrá una reunión bilateral con Macri, irá al tributo que se celebrará en la Casa Rosada y, antes de partir, tiene previsto protagonizar un cónclave diplomático en la Embajada de los Estados Unidos.

En 2016, en el primer aniversario del atentado como Presidente, Macri participó del homenaje en la calle Pasteur y se diferenció así de la ausencia recurrente de Néstor y Cristina Kirchner durante sus gobiernos.

Kirchner nombró al fiscal federal Alberto Nisman para investigar el ataque terrorista, y Cristina Fernández de Kirchner promovió un memorando con Irán para archivar las acusaciones contra funcionarios y exfuncionarios claves del régimen fundamentalista.

En este contexto, CFK nunca más regresó a los actos oficiales de la AMIA y, en cambio, lanzó una campaña mediática destinada a asegurar que Nisman se había suicidado tras acusarla de traición a la patria y encubrimiento por haber firmado el Memo con Irán.

Con el correr de los años, en donde Macri llegó a la Casa Rosada y Cristina Kirchner se refugió en el Senado, la justicia federal declaró nulo el Memo con Irán y, a su vez, promovió la acusación penal contra la expresidente, que actualmente se encuentra procesada por la denuncia que Nisman presentó antes de caer asesinado en el baño de su departamento.

A 25 años del ataque terrorista a la AMIA, no hay un sólo detenido por su responsabilidad material o ideológica. Y es poco probable que en los próximos años se puede hacer justicia: los principales acusados viven en Irán, y el régimen de los Ayatolás ha demostrado poco interés en colaborar con la justicia federal de la Argentina.

www.infobae.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments