Santa Fe: La derrota de Bonfatti augura consecuencias de alcances inesperados

175
Compartir

La derrota del socialismo el pasado domingo en las elecciones de Santa Fe tuvo consecuencias inmediatas en la ya de por sí tensa relación entre Miguel Lifschitz, el actual gobernador, y el ex gobernador y candidato derrotado Antonio Bonfatti.

La relación entre ambos está plagada de desencuentros y de negociaciones de ocasión en el pasado, y ahora ese vínculo se deterioró aún más, ya que, en tanto Bonfatti perdió su chance de continuar con los doce años ininterrumpidos de gobierno del socialismo en la provincia, Lifschitz, consiguió una excelente elección en la categoría de diputados provinciales en la que se presentó, obteniendo 28 de las 50 bancas que entraban en juego.

Por si esto fuera poco, un hombre del riñón de Lifschitz, Emilio Jatón, se alzó con la intendencia de la ciudad de Santa Fe, distrito que desde hacía doce años era manejado por la UCR asociada a Cambiemos.

Te puede interesar:
Escándalo: Así funciona la multimillonaria “empleomanía familiar” del socialismo santafesino
Para colmo de las penurias de Bonfatti, si bien el Frente Progresista retuvo la intendencia de Rosario por un puñado de votos de diferencia, será ahora un radical (que registra un paso previo por las filas de Lilita Carrió), Pablo Javkin, el alcalde, y no ya un socialista como hasta el presente.

Muchos en el socialismo objetan que Lifschitz no puso el empeño suficiente para garantizar el triunfo de Bonfatti, ya que fue el propio candidato derrotado, en ejercicio de la presidencia de la Cámara de Diputados de la legislatura provincial, el que puso freno a la reforma constitucional que el actual gobernador había negociado con Marcos Peña, para optar a un nuevo período en el cargo.

Te puede interesar:
Sin límites: La “empleomanía familiar” del socialismo santafesino sigue y suma casos con sueldos dobles
Por si fuera poco, la derrota deja en malas condiciones a Lifschitz para negociar una mayor incidencia del Partido Socialista en el espacio Consenso 2030, del cual fue uno de los impulsores más entusiastas.

Hoy martes habrá encuentro nacional del Partido Socialista en Buenos Aires. El mar de fondo es profundo, ya que, además de las objeciones a la alianza tejida por Lifschitz con Roberto Lavagna, el referente porteño, Roy Cortina, acordó la inclusión del partido dentro del espacio Juntos por el Cambio con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Te puede interesar:
Denuncian que Miguel Lifschitz operó el nombramiento 195 ñoquis en la Justicia santafesina
El resultado de este encuentro tiene final abierto, y no es de descartar que surjan anuncios que puedan impactar fuertemente el curso de la carrera electoral de cara al mes de octubre.
(www.REALPOLITIK.com.ar)

Print Friendly, PDF & Email

Comments