Indagaron por lavado de dinero a un ex secretario de Cristina Kirchner que se arrepintió en la causa de los cuadernos

112
Compartir

Se trata de Fabian Gutiérrez, a quien José Lopez señaló como el hombre que le entregó los bolsos que llevó al convento

La Justicia reactivó la investigación por el dinero que manejó Fabián Gutiérrez, el ex secretario privado de Cristina Kirchner que se arrepintió en la causa de los cuadernos y confesó haber visto cómo llevaban bolsos al sur. Este hombre, que había sido sobreseído por enriquecimiento ilícito en el 2011 y le reabrieron la causa en 2017 por una denuncia por lavado de activos de la Unidad de Información Financiera, ahora no solo tiene que dar explicaciones por sus manejos de dinero sino que las sospechas sobre sus bienes y el de sus presuntos testaferros quedó ligada a la banda que recaudó dinero en los viajes del chofer Oscar Centeno.

Un detalle más: Gutiérrez es la persona a la que el ex secretario de Obras Publicas José López acuso de haberle dados los bolsos con 9 millones de dólares que llevó al convento de General Rodríguez hace casi dos años. Sin embargo, Gutiérrez aseguró que eso era mentira y que López se estaba vengando por una vieja pelea que tuvieron cuando ambos trabajaban en el Gobierno.

El ex secretario de Cristina Kirchner tuvo que presentarse hoy a dar explicaciones ante el juez Claudio Bonadio, a cargo del expediente. También fueron convocados en indagatoria su madre, Teresa Amalia García, y su hermana Valeria Alejandra Martinovich, su cuñado y la pareja de la madre. El magistrado citó a indagatoria a Matías Lázaro Raimondo y Carlos Mario César Siverino, y ayer ya habían sido interrogados Oscar Raúl Núñez, Humberto Rodrigo Mieres Vera, Diego Carlos Riestra, Alberto Rodríguez, Luis Alejandro Semprini, Rosa Susana Guillone y Diego Miguel Derdey.

La sorpresa para los defensores fue cuando llegaron a la indagatoria. No solo les pedían explicaciones del manejo de dinero sino que se enteraron que ligaron esos activos a la organización ilícita que –según Bonadio y la Cámara Federal- habría liderado Cristina Kirchner, secundada por el ex ministro de Planificación Julio De Vido y su mano derecha Roberto Baratta para recaudar dinero entre empresarios que hacían negocios con el Estado, revelaron a Infobae las fuentes consultadas.

Cristina Kirchner junto a Gutiérrez (OPI Santa Cruz)

Cristina Kirchner junto a Gutiérrez (OPI Santa Cruz)

Víctor Fabián Gutiérrez había acompañado a Cristina Kirchner como secretario en la Cámara de Diputados y en el Senado de la Nación. Cuando Néstor Kirchner asumió la Presidencia en 2003, Gutiérrez fue designado secretario adjunto. Antes había sido cadete en la Caja de Servicios Sociales de Santa Cruz, donde su madre fue interventora. En 2010 presentó su renuncia tras haber sido denunciado por enriquecimiento ilícito.

El portal Opi Santa Cruz denunció en aquel momento que Gutiérrez había multiplicado su patrimonio en forma exponencial desde 2003 y que estaba construyendo una casa en El Calafate por un millón de dólares. Se le abrió entonces una causa en la que se planteó que, según sus declaraciones juradas, el patrimonio de Gutiérrez aumentó más de siete veces a partir de que colaboraba con la Presidenta. El caso cayó en manos del juez Bonadio, que también investiga a Isidro Bounine, a Daniel Muñoz y a Daniel Alvarez, los otros secretarios privados de la Presidenta y del ex presidente Néstor Kirchner. Todos ellos fueron sobreseídos en aquel momento.

Cuando el escándalo de los cuadernos estalló, Bonadio detuvo a todos los colaboradores cercanos del matrimonio Kirchner. Fue por las sospechas de cómo enviaban el dinero de la recaudación de Baratta al sur. En ese momento, Gutierrez pidió ser arrepentido. Tal como publicó Infobae en aquel momento, el joven aseguró que  no había visto el contenido de los bolsos que los Kirchner movían desde Buenos Aires al sur, pero reveló que a Cristina la llamaban “la loca” o la “yegua” porque “nadie quería trabajar con ella”, contó cuánto dinero gastaba en compras cuando se iba de viaje oficiales, cómo terminó renunciando porque la ex Presidenta lo increpó por haber ido al baño y por qué el ex ministro De Vido “la odiaba”.

Ya en 2017, sin embargo, la UIF había pedido reabrir la causa por el dinero que manejó Gutiérrez. Ahora, esa reactivación llegó con las citaciones a indagatoria que se cumplían en estas horas y, sorpresivamente, las pruebas obtenidas en la causa de los cuadernos.

Según señalaron fuentes judiciales, el escenario para Gutiérrez –en este contexto- sería al que enfrentaron los familiares y allegados de Daniel Muñoz, el ex millonario secretario de Néstor Kirchner que falleció en 2016. Su viuda se convirtió en “arrepentida” después de pasar dos meses en prisión y de que otros de los testaferros también pidieran hacer un acuerdo con los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo y contaran detalles de cómo compraron 16 propiedades en Miami y Nueva York –incluidos dos departamentos en el Hotel Plaza, de Manhattan- y luego decidieran venderlos a las apuradas cuando estalló el escándalo de los Panamá Papers y quedaran expuestas las sociedades off shore que usaron para hacer esas operaciones. Hoy se cree que parte de ese dinero fue invertido en unos terrenos de las Islas Turk and Caicos del Caribe pero, tal como publicó Infobae, el gobierno británico de esas islas paradisíacas se resiste a ponerlo a disposición de los  tribunales de Comodoro Py.

https://www.infobae.com/

Print Friendly, PDF & Email

Comments