El plan Sandleris para plazo fijo tuvo éxito en subir la tasa, pero un alza modesta en volumen

63
Compartir

En mayo, mientras la tasa de Leliq bajó de 74% a 70%, el rendimiento de los plazos fijos subió más de 4 puntos. El stock, sin embargo, sigue estancado
El primer balance de la medida del Banco Central que habilitó la inversión en plazos fijos desde las plataformas online y sin la necesidad de ser cliente de un banco pareciera ser positivo. De hecho, teniendo en cuenta que la medida nació como un intento de que los bancos paguen más a los ahorristas por sus depósitos en pesos, hasta ahora cumplió con ese objetivo.

Sin embargo, más allá de que reavivó una pseudo guerra de tasas entre los bancos por captar nuevos clientes, lo que no pudo lograr esta medida es generar un aumento en la colocación de plazos fijos.

En rigor, según los últimos datos del BCRA, al 27 de mayo, el stock de plazos fijos privados se ubicaba en 1.158.661 millones de pesos, un alza nominal de $37.749 millones respecto del último día de abril, o de 3,5%. Pero como el stock incluye tanto las colocaciones como el rendimiento que generaron esos depósitos, si uno le resta lo que pagaron los bancos por intereses, el saldo neto termina siendo negativo.

Para tratar de calcular cuánto del stock corresponde al pago de intereses se suele usar la tasa promedio del mes anterior ya que el más del 60% de los depósitos está colocado a 30 días, con lo cual los rendimientos que registra el stock son por las colocaciones realizadas en el mes previo. Así, en abril, la Badlar privados (para depósitos de más de un millón) se ubicó en promedio en el 48,7% anual, lo que arroja un interés mensual de 4,05%.

Tregua en mayo para la bolsa: inversores festejan subas de 30% en dólares por “pax cambiaria”
Los números muestran que el aumento que registró el stock en mayo fue menor a lo que los bancos pagaron en concepto de intereses, con lo cual se deduce que hubo una caída neta de colocaciones. Así, se extendió la tendencia que comenzó en febrero, con el stock creciendo por debajo de los intereses y cayendo al medirlo en términos reales, teniendo en cuenta la inflación del mes.

El detrás de escena del BCRA
Justamente, el hecho de que en febrero se haya estancado el stock de plazos fijos fue lo que motivó al Central a habilitar la posibilidad de hacer depósitos sin ser clientes del banco para generar una suba en la tasa de interés. En rigor, lo que buscaba el equipo de Guido Sandleris era que los bancos trasladen los movimientos de tasa que el Central generaba en las Leliqs, para que tenga un efecto directo sobre los ahorristas y ayude a desincentivarlos a ir al dólar.

Después de varias medidas que murieron en el intento, como la posibilidad de emitir Leliqs a 30 días para que los bancos puedan calzar esas letras con los depósitos, en abril lanzaron la medida de los plazos fijos online, que entró en vigor el 2 de mayo.

Te puede interesar
Llegan nuevos fondos de retiro en la era post AFJP: voluntarios y sin comisiones abusivas
“Esta nueva normativa tiene como finalidad brindar más opciones a los usuarios para canalizar sus ahorros y mejorar su experiencia, y busca fomentar la competencia”, explicó el organismo monetario el 5 de abril, cuando emitió la Comunicación A 6667, dejando en claro que el objetivo era que los bancos empiecen a “pelearse” por los clientes, a fuerza de tasa.

La banca pública, primero con el Nación y luego con el BICE, fueron los que salieron más agresivamente al mercado con tasas del 50% anual, cuando en promedio los bancos estaban pagando poco más del 42%. En los primeros 15 días, el Nación generó más de 16.828 operaciones, por un monto superior a los $ 2.777 millones, según informaron desde la entidad oficial.

El BCRA acompañó la medida con una la difusión de una tabla comparativa con la tasa que paga cada banco, de manera de incentivar la competencia y facilitar la constitución del plazo fijo, a través de un link directo desde la página del organismo. Hoy el BICE y el Nación siguen liderando este ranking, con tasas de 56% y 55% respectivamente y ya hay 25 bancos que se sumaron a esta batalla.

La medida finalmente generó una suba de tasas, más marcada en el segmento de clientes minoristas, incluso pese a que el rendimiento de las Leliqs fue a contramano de esta tendencia. De hecho, aprovechando la calma del dólar, el organismo monetario llevó de la tasa de política monetaria (que es la que paga en promedio por las Leliqs) del 74% anual a fin de abril, a poco más del 70% actual.

Te puede interesar
Fin de “buena onda” financiera: el riesgo país volvió a dispararse cerca de la zona de 1.000 puntos
Mientras tanto, la tasa Badlar privados, que además de ser el interés que pagan los bancos a los grandes jugadores es una de las usadas en distintos títulos que coitan en Bolsa, subió del 50,4% a 52,8% en los primeros 27 días de mayo.

Para los ahorristas minoristas, que el Central define en colocaciones de hasta $100.000, la suba de la tasa fue mayor, y efectivamente reflejó el impacto de los nuevos plazos fijos online. En rigor, el promedio de lo que pagan los bancos por este tipo de depósitos pasó de 44,3% a 48,7% en mayo, un alza de más de 4 puntos porcentuales, casi el doble de lo que aumentó la tasa Badlar.

Con todo, la medida del Central parece haber logrado el efecto buscado. Ahora resta que esta mejora se mantenga en el tiempo y que se consolide la tendencia de tasas reales positivas, algo clave para que los plazos fijos privados vuelvan a crecer.

En el corto plazo, sin embargo, el ruido preelectoral y la dolarización previo a los comicios puede generar mayor volatilidad en el dólar y reavivar la demanda de divisas, lo que termina impactando de manera negativa en los plazos fijos en pesos. Que la inflación encare una tendencia bajista también es algo fundamental para que los ahorristas vuelvan a apostar por la moneda local.

https://www.iprofesional.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments