Nueva autopsia, cámaras de seguridad y un celular: las pistas en la investigación por la muerte de Carla Soggiu

0
Compartir

La mujer había desaparecido el martes de la semana pasada a las seis de la tarde y apretó tres veces el botón antipánico para pedir ayuda. Cuatro días después su cuerpo apareció flotando en el Riachuelo.

Por: Bárbara García Crespo

Varios interrogantes circulan en torno a cuáles fueron las últimas horas de Carla Soggiu con vida. Cómo llegó a terminar ahogada en el Riachuelo y por qué si tenían los datos precisos, la policía no la buscó en la dirección en la que realmente se encontraba. En las últimas horas se conoció que no fueron dos las comunicaciones que Carla tuvo con los operadores del botón antipánico sino tres. Hay una desgrabación que no circuló y que forma parte del expediente.

Para la familia no hay dudas de que lo que le ocurrió a Carla está relacionado al hecho de violencia que vivió el 26 de diciembre en manos de su ex cuando la secuestró, violó y golpeó salvajemente. Desde ese momento Carla comenzó a sufrir diversos dolores de cabeza y vómitos.

“Ese mismo martes ella había manifestado sentirse mal y mareos. Todo surgió después de que recibió los golpes en la cabeza de parte de su ex”, contó a minutouno.com Juan Manuel Dragani, el abogado de la familia de Carla. “Desde los 16 años cuando la operaron de hidrocefalia y le pusieron una válvula, Carla no volvió a tener complicaciones. Volvieron a aparecer recién en el último tiempo”, agregó.

En la autopsia que se le realizó al cuerpo de Carla, los peritos detectaron un golpe en la cabeza que data de hacía 20 días atrás, compatible con la golpiza que recibió a fines de diciembre. “Estamos investigando en tres frentes junto al fiscal Agusto Troncoso: el primero es saber si hay un nexo de causalidad, cuestión de la cual nosotros estamos convencidos, entre el acto del 26 de diciembre y la desaparición de Carla”, explicó el letrado. La familia cree que sufrió una desorientación producto de los golpes sufridos y no pudo volver a ubicarse.

“Ella pidió ayuda y no se la dieron. De hecho, en las comunicaciones ella habla de un paredón que ve que no tiene numeración. Se trata de una fábrica industrial que se conoce en el lugar. Nosotros al escuchar la comunicación nos dimos cuenta enseguida dónde era. Nos preguntamos por qué no la buscaron donde realmente estaba” explicó Dragani. Además informó que entre la primera comunicación y la segunda no pasaron siete minutos como había circulando sino que hay más de una hora. “Tuvieron tiempo suficiente para encontrarla”, agregó el abogado.

Fuentes de la investigación explicaron a este portal que habría una teoría de que la geolocalización fue inexacta porque el botón antipánico tenía poca batería. «Si esto es así, también es una locura porque un aparato de estas características tendría que tener un dispositivo de geolocalización más allá de la batería o no», explicó Dragani.

Existen dos causas paralelas al momento de la investigación. Una por el hecho del 26 de diciembre que está caratulado como «abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y lesiones», y la muerte de Carla que hasta el momento el fiscal Troncoso sigue investigando como ‘muerte dodosa’ aunque esperan que el las próximas horas se comience a investigar como un «homicidio».

Otro de los interrogantes que plantea la muerte de Carla es qué pasó con su bolso y su celular ya que ninguna de sus pertenencias fueron encontradas. “Pedimos las cámaras de seguridad porque sabemos que en la zona hay. Todavía no tuvimos respuestas. Esperamos que nos las den y que no digan que no funcionan”, sostuvo el letrado.

La querella solicitó una nueva autopsia sobre el cuerpo de Carla. Para ellos es clave saber si los golpes que recibió en diciembre fueron causales de la desorientación del martes y si fue ella sola hasta el Riachuelo y se cayó, o pudo haber sido llevada por alguien.

www.minutouno.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments