Es oficial: Protegido de Francisco suspendido e investigado por abusos

0
Compartir

Gustavo Zanchetta, antiguo obispo de Orán y hombre cercano al papa Francisco, es objeto de una investigación preliminar en su contra en el Vaticano, tras las denuncias de varios seminaristas por presuntos abusos.

Por Urgente 24

“Los seminaristas están constantemente en las parroquias, son chicos muy buenos, te ceban mates, comparten. Y un día saltó que había habido una denuncia por este tema. Yo soy madre y me conmoví muchísimo y ahí comenzamos a atar cabos. Hubo abusos en el seminario, de alguna manera él era el jefe y sometía a algunos chicos. A mí me llamó la atención que se abriera un seminario en Orán”,

En agosto de 2017, el ‘vaticanólogo’ Andrés Beltramo Álvarez escribió en La Stampa/Vatican Insider acerca de Gustavo Zanchetta, a quien el papa Francisco le acababa de aceptar la renuncia como obispo de Orán, al norte de Argentina. Apenas 53 años, con 22 años de servicio por delante, su caso repetía lo sucedido con el dimitido arzobispo de Tucumán, Alfredo Zecca.

San Ramón de la Nueva Orán es una localidad de Salta, cabecera del departamento Orán, con cerca de 90.000 habitantes, fundada el 31/08/1794 por el español Ramón García de León y Pizarro, quien había nacido en Orán, Argelia, en África.

Orán se encuentra a 32 km. de la frontera boliviana, a unos 3 km. al oeste del caudaloso Río Bermejo, y a 20 km. al sur de la confluencia del Río Bermejo con el Río Grande de Tarija.

Toda la explicación que se conoció desde el Vaticano fue la siguiente: “El santo padre Francisco aceptó la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Orán (Argentina), presentada por S.E. Mons. Gustavo O. Zanchetta”.

Pero desde 1 mes antes los feligreses de Orán, en la provincia de Salta, ya tenían una carta del obispo anticipando su salida a causa de un supuesto “problema de salud” que no le permitía “llevar plenamente el ministerio pastoral”, en especial “teniendo en cuenta la vasta extensión de nuestro territorio diocesano, y los enormes desafíos que tenemos como Iglesia en el norte de la patria”.

¿Cuál era la dolencia? ¿Quizás una adicción? En mayo de 2014, Zanchetta se negó a un control antidroga de rutina que la Gendarmería Nacional realizaba en rutas de Salta.

Beltramo Álvarez recordó, en cambio, que en la diócesis de Quilmes, en el Gran Buenos Aires sur, recordaban a Zanchetta por las “numerosas denuncias en materia de malos manejos económicos”.

Zanchetta había realizado una carrera meteórica en la Iglesia Católica Apostólica Romana.

Sacerdote capuchino ordenado el 13/12/1991 por monseñor Jorge Novak, por entonces 1er. obispo de Quilmes, fue designado vicario parroquial de la catedral de Quilmes y con funciones en el seminario diocesano, y con 34 años él fue enviado a Roma para cursar 2 años de especialización en Teología.

Con 44 años fue nombrado subsecretario ejecutivo del Episcopado -mano derecha del secretario general- y secretario de la Comisión Episcopal para la UCA, por entonces bajo el mando de monseñor Alfredo Zecca.

Luego sumó entre sus cargos el de vicario episcopal de Asuntos Económicos, apoderado general del obispado de Quilmes y representante legal de todos los colegios de la diócesis de Quilmes.

Por entonces comenzaron las denuncias en materia de desmanejos económicos.

Jorge Omar Bergoglio fue elegido pontífice el 13/03/2013 en la 5ta. votación efectuada durante el 2do. día de cónclave. Y el 23/07/2013, él designó obispo a Zanchetta en Orán, una diócesis atravesada por la constante amenaza narco y la pobreza estructural.

En su carta abrupta de despedida, Zanchetta explicó: “Por eso he puesto en manos del Santo Padre esta decisión, que creo es la mejor, sobre todo pensando en ustedes, antes que en mí mismo, y porque la recuperación que debo encarar no puedo hacerla aquí”.

Y añadió: “Dado que debo partir lo antes posible para iniciar el tratamiento, me despido con esta carta, aunque quisiera poder estrechar las manos de todos, especialmente de los más pobres, débiles y sufrientes”.

Él no esperó ni un segudo para marcharse de Orán. El vicario general de la diócesis, Gabriel Acevedo, comunicó por escrito a la Conferencia Episcopal Argentina -a través de su secretario ejecutivo y obispo de Chascomús, Carlos Malfa-: “El Sr. Obispo Gustavo, dejó la diócesis en horas de la mañana con destino a la Arquidiócesis de Corrientes, será recibido como huésped por el Sr. Arzobispo, Mons. Andrés Stanovnik”.

O sea que Zanchetta no esperó a que su salida fuese oficial. Ni siquiera se despidió personalmente de sus feligreses, y viajó a 860 kilómetros de distancia para “esperar ahí” la aceptación de su renuncia por parte del Papa, lo que ocurrió el 01/08/2017. Muy raro todo. ¿De quién huía Zanchetta?

El capuchino Stanovnik, designado administrador apostólico por Francisco, parece que encontró en Orán una diócesis devastada.

Muchos católicos apostólicos romanos nunca entendieron cómo fue que Zanchetta o Zecca fueron promovidos a obispos. Y mucho menos comprendieron las circunstancias de sus relevos.

Ni hablar de que 4 meses más tarde, Zanchetta fue designado asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica….

Para entonces, Zanchetta ya había reaparecido en Madrid durante los actos de apertura del curso académico en la Universidad Eclesiástica San Dámaso (UESD), y no era visible alguna dolencia.

Es más: Zanchetta se instaló en Santa Marta, el complejo donde reside el actual pontífice en el Vaticano.

Resulta que 1 año después, Beltramo Álvarez actualiza la información acerca de Zanchetta: Alessandro Gisotti, flamante director interino de la Sala de Prensa vaticana, informó que hay una investigación en curso acerca de Zanchetta por supuestos abusos, y el clérigo fue suspendido de sus funciones en la estructura de la Curia Romana.

A fines de 2018 se conocieron supuestos abusos contra seminaristas, incluso de tipo sexual -en el seminario de la diócesis, creado por él mismo y que será cerrado en los próximos meses-, cometidos por Zanchetta antes de su salida en Orán.

Ya se habla de un juicio eclesiástico contra Zanchetta, un protegido del Papa.

Beltramo Álvarez: «(…) Todo esto, a pocas semanas de una cumbre mundial de presidentes de conferencias episcopales para abordar de frente (…)», la cuestión de los abusos.

Intentando rescatar de las cenizas a Francisco, el ‘vaticanista’ explicó «Fuentes acreditadas señalaron al Vatican Insider que estas últimas acusaciones “son más recientes de lo que se ha publicado”, haciendo referencia a que el pontífice no sabía de ellas al momento de ofrecerle cobijo en la Curia Romana.»

www.urgente24.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments