El Concejo de Berisso sigue sin sesionar y el intendente habla de un «golpe institucional»

0
Compartir

(La Plata)El radical Jorge Nedela promete una «guerra contra los ñoquis» y carga contra el sindicato.

Tras un nuevo intento fallido de sesión en el Concejo Deliberante de Berisso, el intendente radical Jorge Nedela denunció un «golpe institucional» de los trabajadores municipales.

El oficialismo en esa ciudad no consiguió quórum para aprobar el pacto fiscal impulsado por el gobierno de María Eugenia Vidal. La sesión fracasó en el marco de una fuerte presión de los municipales hacia la oposición para evitar la ordenanza. «El sindicato tiene un accionar destituyente e irresponsable porque pone en riesgo el cobro del sueldo de sus compañeros», dijo Nedela en una conferencia de prensa.

«Es el kirchnerismo el que está atrás de esto. No admiten que perdieron», dijo el intendente y agregó: «vamos a hacer una guerra contra los ñoquis, y esa gente que no trabaja que es apañada por el sindicato».

Pasadas las 16, Cambiemos no tenía garantizado el quórum en el recinto. Para lograrlo dependía de los concejales del Frente Renovador. Si bien la bancada de Sergio Massa estaban en contra de la medida, dispusieron que sean los empleados municipales que decidieran qué debían hacer. Todo ante la amenaza del intendente de no realizar los pagos.

Así, el concejal Maximiliano Barragán puso a disposición de los presentes la decisión en una suerte de asamblea que resolvió no dar quorum.

Nedela rechazó las amenazas del gremio hacia los trabajadores y acusó a la cúpula gremial de llevar intranquilidad. «No vamos a echar a nadie como tampoco lo hicimos cuando asumí en 2015. No vamos a sacar beneficios, pero si nos vamos a poner firmes y vamos a dar batalla con aquellos que no trabajan aquellos, los ñoquis que son apañados por la gente del sindicato».

La semana pasada un grupo de trabajadores municipales intentó ingresar a la sede legislativa donde se iba a debatir el proyecto de ordenanza y se enfrentó con las fuerzas de seguridad, lo que provocó heridos y obligó al oficialismo a interrumpir la sesión.

Claudio Hiser, secretario adjunto de los municipales asegura que el proyecto plantea la anulación de las horas extras y la reubicación de los empleados por parte del Poder Ejecutivo. «Es decir que tiene la potestad de cambiar a compañeros de aérea sin ningún pase, y también la potestad de cambiar horarios», argumentó.

El sábado, el oficialismo intentó otra sesión, pero la iniciativa no pudo avanzar por falta de quórum. Ese día, el edificio del Concejo amaneció vallado y tras esa protección se fueron ubicando decenas de trabajadores de la comuna, que rechazan la iniciativa, sin que se produzca ningún tipo de incidentes ni enfrentamientos.

http://www.lapoliticaonline.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments