Teo Gutiérrez volvió loco a Racing en su inspirada noche

0
Compartir

El colombiano descolló en una noche donde abrió el marcador, protagonizó jugadas de lujo, se peleó con un árbitro y un línea, y provocó el cuarto gol con una maniobra por la que se fue ovacionado de la cancha de Central

Teófilo Gutiérrez festeja su gol, el primero para Central, que superó a Racing por 3 a 1 en un partido válido por la 25ta fecha del torneo de Primera División (Télam)
Es un niño en cuerpo de grande. Le es inherente el talento pero necesita de mucho más que eso para jugar. Es caprichoso Teo Gutiérrez. Anoche tuvo una de sus mejores noches, se lució ante Racing con todo su repertorio y contagió a todo Central.

Venía de jugar un partidazo ante Newell’s en la visita al Parque Independencia, en un clásico que disputó en el contexto que más le gusta: de visitante, siendo el foco de los insultos de los hinchas rivales y enloqueciendo a los contrarios, que no se la podían sacar. No hizo goles, sólo le faltó eso, pero se fue victorioso de un derby que terminó en estado de ebullición, eso que tanto disfrut

Anoche, contra Racing, lo tuvo todo. Lujos con toques de primera, tacos, enganches, amagues. Tuvo gol, el primero de los cuatro de Central. Simuló faltas, se peleó con el árbitro y con uno de sus líneas. El primerísimo primer plano de la cámara lo mostró más de una vez con su provocadora sonrisa y en busca de esas peleas que protagoniza y que, sin ellas, no sería el que es. Pero Teo juega y hace jugar, presiona a los rivales, los molesta, los fastidia, los corre.

El colombiano se fue mal de Racing, tras la recordada escena con el arma de juguete en el vestuario pos derrota en el clásico con Independiente allá por 2012, pero no lo celebró y, aún más, pidió disculpas.

Pero no tuvo compasión, en realidad. Fue la figura de una noche en la que volvió a dar cuenta de su capacidad, de su talento y manejo de la escena. Fue la figura de Central y por primera vez los hinchas lo reconocieron con un «olé, olé, olé, olé, Teo, Teo». Lejos quedó aquella declaración de 2016 en la que el colombiano dijo no ser feliz en Rosario. Si no lo es, lo disimula muy bien.

http://www.infobae.com/

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments