¿Qué declaró Cristina Kirchner en la causa del dólar futuro?

0
Compartir

La ex Presidente se retiró a las 13.20 de los tribunales federales, donde declaró por unas 2 horas como testigo.
Cristina Kirchner se retiró a las 13.20 de los tribunales federales del barrio de Retiro, donde declaró por unas dos horas como testigo en el marco de la causa conocida como la «contradenuncia de dólar futuro» que iniciaron diputados kirchneristas.

En el edificio de Comodoro Py 2002 hubo una importante presencia de gendarmes, que la jefa de Estado se encargó de fotografiar con su celular cuando se retiraba del lugar, aunque esta vez no concurrió la militancia kirchnerista.

Fernández de Kirchner fue citada por el fiscal federal Jorge Di Lello en la causa que nació el 13 de abril de 2016, cuando ella enfrentó su primera indagatoria, citada por el juez Claudio Bonadio, por las operaciones de dólar futuro pactadas en la última parte de su gobierno.

La ex Presidente acusó hoy en la Justicia federal a los funcionarios del actual gobierno nacional que «compraron dólar futuro» de haber embolsado «ganancias millonarias» con la devaluación del peso a fines de 2015, informaron fuentes judiciales.

En su declaración testimonial, aseguró que la devaluación fue decidida «el 13 de diciembre de 2015» durante una «reunión en la Casa Rosada» que habrían mantenido el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, el secretario de Finanzas (hoy ministro del área) Luis Caputo, y el titular de (la sociedad de bolsa) Rofex».

Kirchner recordó que en aquella reunión a la que hizo mención, el gobierno del presidente Mauricio Macri «decidió subir el dólar a 16 pesos y sin embargo -contrastó- ahora cotiza a 15 pesos», pese a que, comentó, en la campaña electoral «ninguno de los candidatos presidenciales dijo que iba a devaluar».

El fiscal federal Jorge Di Lello tomó declaración testimonial a la ex mandataria durante dos horas, en el marco de la causa en que se investiga si el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y el juez Claudio Bonadio cometieron algún delito al pagar los contratos a dólar futuro supuestamente a sabiendas de una devaluación.

La viuda del ex Presidente saludó con un beso a Di Lello, accedió a sacarse fotos con empleados de la fiscalía y elogió el despacho, que exhibe en las paredes fotografías de José de San Martín, los ex presidentes Juan Perón y Ricardo Alfonsín, el líder radical Ricardo Balbín, la dirigente socialista Alicia Moreau de Justo y el asesinado sacerdote tercermundista Carlos Mugica.

La ex jefe de Estado resaltó en su testimonial que Bonadio «no impidió que se pagaran» los contratos a dólar futuro en 2016, a meses de la devaluación, y también subrayó que la disminución del valor de la moneda «se adoptó en el Poder Ejecutivo, por funcionarios que habían comprado dólar futuro, y no en el Banco Central, que debe tener autonomía».

Meses atrás, en Twitter, Fernández había mencionado entre los funcionarios que supuestamente compraron dólar futuro al empresario y «hombre de estrecha confianza de Macri», Nicolás Caputo; al «jefe de asesores del Presidente y apoderado del PRO a nivel nacional», José María Torello; a la familia Macri, «mediante la empresa Socma-Chery», y al secretario de Coordinación Interministerial de la Jefatura de Gabinete, Mario Quintana, entre otros.

«Pregunta: Cuando compraron esos millones de U$D (dólares), sabían que de ganar las elecciones iban a devaluar, mientras el candidato lo negaba en TV», cuestionó la ex jefa de Estado en la red social.

Esta causa nació el 13 de abril de 2016, cuando Fernández enfrentó su primera indagatoria en Comodoro Py ante el juez Claudio Bonadio, por las operaciones de dólar futuro pactadas en la última parte de su gobierno y varios diputados kirchneristas radicaron una ‘contra denuncia’ por los pagos de aquellos contratos.

A su turno el fiscal Di Lello requirió abrir la investigación por los supuestos delitos de «administración infiel en perjuicio de la administración pública, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público y prevaricato por parte del juez», y Fernández pidió ser tenida como querellante.

La ex presidenta está procesada y embargada en tres causas judiciales, una de ellas por la operación de dólar futuro, junto a varios de sus funcionarios, y todos deberán enfrentar el juicio oral y público.

http://www.diarioveloz.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments