La muerte de un ex espía de la KGB alimenta los rumores detrás del dossier Trump

4
Compartir

Oleg Erovinkin apareció muerto de un infarto en su Lexus. Dicen que podría ser la fuente del informe que vinculó al presidente de EE.UU. con Vladimir Putin.

La muerte el 26 de diciembre de un ex agente de la KGB está dando que hablar a los amantes de las novelas de espionaje. Oleg Erovinkin, que tras su carrera de espía trabajaba para Igor Sechin (el hombre de confianza de Vladimir Putin en la petrolera estatal Rosneft), apareció muerto ese día en su Lexus negro en una calle en Moscú.

Las circunstancias de su muerte no están del todo claras. Según algunas fuentes, apareció en el asiento del conductor. Otros reportes lo ubican en el asiento trasero, muerto por un infarto y con el auto debidamente estacionado.
La muerte de un ex espía de la KGB alimenta los rumores detrás del dossier Trump

El ex espía ruso Oleg Erovinkin, que apareció muerto en confusas circunstancias, generó conmoción y agitó las sospechas por el dossier que reveló vínculos de Trump con la Rusia de Putin.

Pero el dato que más especulaciones ha despertado es el aportado por Christo Grozev, experto del centro de estudios búlgaro Risk Management Lab en la guerra informativa librada por Rusia. Aunque no la dio por segura, publicó en su blog una hipótesis escandalosa: que Erovinkin podría ser la fuente que alimentó a Christopher Steele, el ex espía británico del MI6 que redactó los informes sobre los supuestos vínculos de Donald Trump con el gobierno de Putin.

“No tengo dudas de que en el momento de la muerte de Erovinkin, Putin tenía en su mesa el dossier de Steele sobre Trump. Puede decirse que él (Putin) debía saber mejor que nadie si la historia de (el contacto entre) Carter Page y Sechin tenía fundamentos o si era pura ficción. En cualquier caso, (Putin) habría tenido un motivo para rastrear y encontrar al topo (o al calumniador, en caso de que fuera falsa la historia”, escribió Grozev.

El supuesto contacto entre Carter Page y Sechin al que se refiere Grozev es el que aparece mencionado en el informe de Steele que las agencias de inteligencia estadounidenses pasaron a Trump y al gobierno de Barack Obama en sus últimos días en la Casa Blanca. Según ese informe, que provocó un escándalo cuando fue publicado el 10 de enero por la CNN y BuzzFeed, Sechin habría aprovechado un viaje de Carter Page a Moscú en julio para ofrecerle un 19% en Rosneft a cambio del levantamiento de las sanciones contra Rusia.

Ninguna de esas alegaciones ha podido demostrarse, como tampoco se sabe si fue Erovinkin la persona que habló con Steele sobre los supuestos vínculos de Trump con Rusia. Por ahora, lo único seguro es que Steele teme por su vida. Horas antes de que se hiciera pública su relación con el informe de inteligencia, desapareció. No se ha vuelto a saber nada de él desde entonces.

Fuente: www.clarin.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments