Massa evita el cruce directo con Macri y manda a responder a sus coroneles

0
Compartir

El diputado cree que entrar en la confrontación directa es hacerle el juego a la estrategia de Marcos Peña.

En las últimas horas recibió pedidos de entrevista para que le responda al presidente Macri hasta de la estatal agencia Télam y Canal 7. Fue la última señal que necesitaba Sergio Massa para convencerse que el Gobierno quiere arrastarlo a una discusión directa con el presidente Macri.

“No les voy a dar el gusto tan fácil”, fue lo que dijo el diputado en la misma reunión en la que instruyó a sus coroneles para que vayan escalando respuestas ante la durísima embestida de Macri que pasó del plano político al personal, que ayer había inaugurado Marcos Peña al calificarlo como “la persona menos confiable del sistema político argentino”.

«Me resolvieron el 80 por ciento de mis problemas para el año que viene, que era como ubicarme en un rol opositor», agregó Massa en la reunión. Por eso, Massa luego del análisis de la situación, Massa limitó su respuesta a un comunicado por la celebración del Día de la Virgen, en el que intenta ponerse por encima de la polémica: «Le pido a la Virgen que nos ilumine para abandonar el camino de la división y la intolerancia».

Le dejó así el cuerpo a cuerpo a sus dirigentes más cercanos. El primero en responder al presidente que se lamentó de haber llevado a Massa a Davos y dijo que era un “impostor”, fue el siempre correcto diputado Marco Lavagna: “Como lamento esta calidad de debate, con agresiones personales y sin discutir el tema de fondo. En una mesa de negociación se resolvía todo”, afirmó.

No les voy a dar el gusto tan fácil de responderles, afirmó Massa este viernes cuando escuchó el ataque directo del presidente Macri por radio Mitre.
La última frase no es casual. El massimo afirma que hasta último momento estuvo abierto a negociar un proyecto con el oficialismo, que por estrategia política eligió no hacerlo, porque pensaba que podía conseguir el apoyo de los gobernadores del PJ para sancionar su iniciativa y de paso propinarle así una derrota política a Massa.

Lavagna aprovechó también para recordarle al Gobierno su promesa de terminar con la grieta y generar diálogo. “Podemos tener distintas visiones e ideas que nos separen mucho, pero nunca podemos permitir que es división se de por falta de diálogo”, agregó.

Más directo fue el jefe de bloque del Frente Renovador en la provincia, José “El Vasco” Amondarain: “Si tiene algun amigo cerca que le avise a Mauricio que esta desbarrancando mal. Cuando se pierde hay que perder lo mas rapido posible”.

En el comando del Frente Renovador, planificaban además futuras incursiones mediáticas de Graciela Camaño y Felipe Solá, dos peso pesados del massimo. Solá viene de incomodar al presidente con un ácido discurso en el que lo criticó en la Cámara de Diputados por el decreto que permite blanquear a parientes de los funcionarios.

lapoliticaonline.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments