Dos barrios divididos por una peligrosa banda

172
Compartir

Vecinos de Villa Catela y San José, de Ensenada, temen por el accionar de “Los pepitos” y exigen la intervención de la justicia. Los acusan de gravísimos delitos  

De un lado, la versión policial; del otro, la familiar. Y ahora se sumó una nueva pata a la mesa, y es la que integran los vecinos de El Dique y, más precisamente, aquellos que viven en los barrios de Villa Catela y San Joséa.

Ante el sangriento episodio sucedido el miércoles pasado e informado en exclusiva por Trama Urbana, los llamados y visitas a este diario crecieron en cantidad e intensidad. El último episodio se inició el mencionado día, cuando efectivos de la comisaría Tercera de Ensenada persiguieron y aprehendieron al “Peladito”, un delincuente de apenas 14 años, líder de la temible banda de “Los pepitos”. El parte oficial de la fuerza al que tuvo acceso este medio indicó que el menor perdió el control del rodado en el que iba, en 123 y 40, mientras huía de un patrullero y luego de haberles efectuado una serie de disparos.

Al día siguiente, sin embargo, la abuela del sospechoso, Viviana Cairo, contó que “le tiraron el auto encima, lo atropellaron y, una vez en el piso, le dispararon en la cabeza con una Ithaka”. Anteayer la señora volvió a comunicarse con esta redacción, informando que el estado de salud de su nieto había empeorado, que tenía secuelas por la agresión y que no se lo dejaban ver, ni el Hospital ni el cárcel donde fue alojado.

Frentistas con temor 

Pero los frentistas de El Dique vienen luchando hace meses contra el sistema penal, reuniéndose con las autoridades y juntando firmas para que detengan a los integrantes de la banda, “antes de que sea demasiado tarde”.

El presidente del grupo de vecinos le mostró a Trama Urbana el petitorio dirigido a la Procuradora General, María del Carmen Falvo, en donde se destaca que “en San José y Villa Catela se concentran la mayor cantidad de conflictos sociales ante el aumento de la inseguridad por el accionar de bandas mixtas, donde los hechos son cometidos por menores bajo la supervisión de delincuentes mayores”. El escrito continúa afirmando que “estos delitos fueron denunciados y se realizaron allanamientos y detenciones, pero (los responsables) recuperan la libertad” debido a su edad. “Solicitamos que la justicia profundice las investigaciones, dado que el problema no va a solucionarse hasta que aprehendan a los cabecillas de dichas bandas”.

En otro extracto se lee: “es angustiante ver cómo los vecinos les temen a estos ladrones, que disponen de los bienes y de la vida misma de los ciudadanos. Hoy nos preocupa el accionar de cinco menores, de entre 14 y 16 años, que se hacen llamar ‘Los pepitos’ y son conocidos por sus apodos de ‘peladito’, ‘orejón’, ‘mudo’, ‘dulio’ y ‘oreja’. El foco del problema de estos sujetos se concentra en el accionar de sus padres, quienes los usan para delinquir”.

“Rehabilitación y reinserción”

El petitorio de los frentistas de El Dique también propone soluciones a la problemática: “Dados que son menores resultan inimputables. Pero debido a su peligrosidad, porque son extremadamente violentos, podrían ser internados a modo de protección hacia nuestra sociedad. En sólo seis meses ya se registraron más de 40 ingresos a comisarías de la región, acusados de distintos delitos, muchos de ellos graves. Nuestra preocupación es poder controlar el accionar de estas bandas a tiempo, para no tener un vecino muerto en manos de ellos”.

Por último, piden que “la justicia se haga cargo de esta situación, que los contenga en lugares adecuados para su rehabilitación y reinserción a la sociedad, ya que dejarlos en la calle no defiende los derechos humanos de la gente que va todos los días a trabajar”.

diariohoy.net

Print Friendly, PDF & Email

Comments