Según Moyano, buscan que Scioli renuncie para que asuma Mariotto

280
Compartir

MoyanoA pocos días del cierre de listas para las elecciones, crece la presión del kirchnerismo contra Scioli. El camionero sostuvo que eso es lo que pretende el Gobierno con sus ataques al gobernador bonaerense.

En el medio de una nueva andanada de críticas del kirchnerismo a Daniel Scioli, Hugo Moyano manifestó ayer que el gobierno nacional pretende desplazar al gobernador para dejar al vice Gabriel Mariotto al frente de la provincia.

La Presidenta “ pretende que (Scioli) renuncie y asuma el vicegobernador, que a partir de ahí se convertiría en el gobernador más importante de la historia porque le darían todos los recursos que hoy no le dan a Scioli para poder hacer un gobierno como corresponde en la provincia más grande y numerosa del país”, dijo el líder de la CGT opositora ayer por la mañana a Radio Mitre, luego de una reunión con el titular de la Conferencia Episcopal Argentina, Jorge Lozano, y los representantes de la Pastoral Social.

El jueves pasado, Cristina Kirchner dijo estar “cansada” de los dirigentes que “tienen un millón de amigos”, no salen a defenderla ante los ataques y la toman por “estúpida”. Lo hizo sobre un escenario en Lomas de Zamora donde la escuchaba a pocos metros Scioli. Aunque nunca lo mencionó por nombre y apellido, el mundo político entendió que la descarga apuntaba al gobernador.

Moyano destacó el “aguante” de Scioli en aquel acto y consideró que “ sólo faltó que la Presidenta baje y le pegue una cachetada ”. En declaraciones a TN el camionero pidió que la “humildad” que, según él, muestra el gobernador, “debería tenerla la Presidenta”. Aseguró que esas actitudes “no le gustan a nadie” y vaticinó que “por eso la sociedad el 27 de octubre (día de las elecciones legislativas) va a decir ‘basta’”.

A pocos días del cierre de listas, otra vez volvieron las especulaciones sobre una posible ruptura de Scioli con el kirchnerismo. El gobernador hizo lo que mejor le sale. Puso la otra mejilla, no se por aludido y negó cualquier posibilidad de ruptura, aunque lanzó una frase envenenada: “ Yo también quisiera que me acompañen más ”.

La escalada no se detuvo. La flamante jefe del bloque kirchnerista de Diputados, Juliana Di Tullio, afirmó que le gustaría que el gobernador “saliera a bancar los trapos” con más entusiasmo; Mariotto agregó que él prefiere “un estilo más comprometido”, y ayer el Presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, echó más leña al fuego; “ O se es frío o se es caliente, a los tibios los vomita Dios”, dijo, y generó una catarata de replicas del sciolismo. Las palabras de ayer de Moyano volvieron a poner sobre el tapete un rumor que corre en la política casi desde el mismo momento en que la Presidenta impuso a Mariotto como compañero de fórmula de Scioli para su segundo mandato. Desde el comienzo de ese mandato, Mariotto comenzó a desafiar la gestión de Scioli. El año pasado, Clarín develó una grabación en la que el intendente de Lanús, el kirchnerista Darío Díaz Pérez, comentaba que la Presidenta había comentado en una reunión con intendentes que quería que Scioli “se vaya” y le deje la gobernación a ella. Díaz Pérez pidió disculpas, se desdijo de aquella afirmación, pero las especulaciones sobre una operación para desplazar al gobernador se mantienen al compás de las disputas entre la Casa Rosada y el gobierno bonaerense.

En el último año, la Presidenta redujo la ayuda financiera a la Provincia, marginó a Scioli de su armado político y estimuló a sus laderos a que atacaran al gobernador al tiempo que le piden demostraciones de fidelidad.

Scioli ya no espera que la Presidenta le ofrezca lugares en las listas. Sólo espera que no le pida ser candidato y lo fuerce a una respuesta negativa. Sabe que en los últimos dos años de mandato deberá respaldarse en los legisladores de la oposición para evitar las zancadillas que presiente se redoblarán desde la bancada provincial del Frente para la Victoria.

Fuente: Clarín

Print Friendly, PDF & Email

Comments