Inicio Destacado LA RUTA DEL DINERO K

LA RUTA DEL DINERO K

Compartir

Abc.es – La exsecretaria de Kirchner denuncia en «prime time» que la pareja presidencial se llevaba «bolsos llenos de dinero».

Miriam Quiroga, a la que en Argentina se llegó a bautizar como «la otra viuda de Kirchner», protagoniza este lunes la portada de todos los medios nacionales, como el diario «Clarín» y «La Nación» de Argentina. Quiroga fue secretaria de Néstor Kirchner durante casi diez años y en los últimos años fue su asistente más influyente y cercana, según radiografían en este medio argentino. De acuerdo con este retrato, fue su ayudante en las últimas campañas electorales y lo acompañó en momentos políticos determinantes para el expresidente de la Casa Rosada.

 

httpv://youtu.be/Jcq_BtCdQZs

 

Esta mujer acaba de provocar un enorme revuelo en el país después de que anoche se detuviese a contar en un programa televisivo -Periodismo para Todos, ante un conocidísimo periodista nacional, Jorge Lanata- los avatares de su relación con el expresidente, amén de algunos de los secretos mejor guardados de esa intrincada ligazón profesional. «Los Kirchner solían llevarse a casa bolsos negros repletos de dinero en efectivo, que les habían hecho llegar empresarios como Lázaro Báez (imputado por blanqueo de capitales la pasada semana por la Justicia bonaerense), Cristóbal López y Eskenazi (la familia que fue accionista de Repsol YPF)», dijo sin cortapisas Quiroga. Según ella, la ruta de las bolsas con dinero empezaba en la Casa Rosada o la Quinta de Olivos y terminaba en Río Gallegos o en la vivienda familiar de El Calafate, adonde solían llegar a bordo del avión presidencial, y también por tierra.


Bóvedas llenas de oro y efectivo

La exsecretaria tampoco se autocensuró a la hora de relatar detalles sobre la vida política y personal de la esposa de su exjefe, la ahora presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Llegó a relatar una conversación que mantuvo Néstor Kirchner con el constructor de su vivienda en El Calafate sobre la posible existencia de una bóveda en la que la familia guardaría jugosas sumas de dinero: en dicha charla, siempre por boca de Quiroga, «exigía al constructor que avanzara más rápidamente en la construcción de las bóvedas y le dijo “hay puertas grandes, puertas blindadas”». Acerca de las especulaciones sobre que la familia guarda también oro, dejó caer que sería su cuñado, exesposo de la ministra Alicia Kirchner, quien le haría llegar lingotes provenientes del norte del país en barcos: «Si la bóveda está no la van a llenar solamente con dinero…», opinó.


«Aseguro que Cristina Kirchner sabía todo sobre los negocios de su marido Néstor»

La exsecretaria confirmó algunos de los detalles de la investigación periodística sobre la llamada «ruta del dinero K» (K del apellido presidencial) que ahora dirime la Justicia y también adujo a cómo los funcionarios y empleados públicos que trabajaban directamente con Kirchner se enriquecieron durante su mandato y hasta mudaron «su forma de vestir».
Esta trabajadora de los Kirchner en la década de los 90 soltó la última perla sobre la actual mandataria viuda: de acuerdo con las palabras de Quiroga, ella siempre estuvo al tanto de los negocios empresariales de su esposo: «Te puedo asegurar que Cristina Kirchner estaba en conocimiento de todo». Cabe concluir que, como hoy se esmeran en criticar o recordar los medios nacionales, la hoy presidenta despidió a Quiroga al hacerse con el bastón presidencial «sin darle más explicaciones», escribe «Clarín».

abc.es

Print Friendly, PDF & Email