El pollo le saca una amplia ventaja a la crisis ganadera

411
Compartir

Al cierre de 2012, la producción de pollos en el país habrá crecido casi 80% en seis años; las exportaciones se habrán duplicado en volumen y crecido 465% en valor. Mientras que, en paralelo, el consumo interno habrá aumentado 40%. En tanto, la faena vacuna cayó 18,7% hasta fin de 2011; la exportación del año pasado fue la menor en 22 años y el consumo local desde 2006 se retrajo 12%.
El Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) y la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA) celebraron el Día Nacional de la Avicultura Argentina. En el encuentro se evaluó el desarrollo del sector en producción, consumo y comercialización; el impacto favorable en la industria de los créditos del Bicentenario y el fomento de mercados internacionales.

El presidente de CEPA, Roberto Domenech, apuntó que para este año se proyecta un volumen de producción de 2 millones de toneladas de carne de pollo con exportaciones por 650 millones de dólares.

Desde 2006, cuando se restrin¬gieron las exportaciones de car¬ne vacuna por cupos impuestos por el Gobierno nacional, esta industria comenzó una época de recesión mientras los avicul¬tores comenzaron a florecer.

El titular de CEPA, Roberto Domenech, arrojó cifras de un balance exultante para su sector en los últimos años: al cierre de 2012, la producción de pollos en el país habrá crecido casi 80% en seis años; las exportaciones se habrán duplicado en volumen y crecido 465% en valor. Mientras que, en paralelo, el consumo interno habrá aumentado 40%.

En tanto, la faena vacuna cayó 18,7% hasta fin de 2011; la exportación del año pasado fue la menor en 22 años y el consumo local desde 2006 se retrajo 12%.
El evento contó con la participación de la ministra de Industria, Débora Giorgi, el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, el gobernador de la provincia de La Pampa, Oscar Jorge y el presidente de la Camara de Diputados Julian Domínguez, entre otros funcionarios y empresarios.

El titular de CEPA expresó que el crecimiento del sector avícola permitió cubrir un nivel de demanda insatisfecha por la industria bovina, cambiar la matriz de consumo de carne de los argentinos, generar la creación de más de 25.000 puestos de trabajo y desarrollar un mercado internacional.

El acto contó con la proyección de un video en el que se exhibieron las inversiones realizadas con créditos del Bicentenario y otras obras puestas en marcha durante el periodo 2011/2012.

Además, Domenech anunció un programa de apoyo financiero junto al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, “que permitirá atender gran parte de las necesidades de granjeros, agilizándoles sus decisiones y resolviéndoles el tema de las garantías”.

Finalmente, resaltó que “el camino de la exportación es un camino sin retorno” y que “llegar a él ha demandado un tremendo esfuerzo, sumado a tener las condiciones públicas, políticas y económicas adecuadas”.

“Las negociaciones internacionales, las aperturas sanitarias y la promoción de productos y marca Argentina son y serán cada día más estratégicas. Podemos producir pero hay que producir para el mundo”, indicó Domenech al tiempo que aseguró que “el mercado interno está suficientemente abastecido”.

El titular de CEPA concluyó que hoy, en el país, “podemos decir y mostrar que la avicultura es una cadena de valor industrial, que no sólo se moviliza internamente, sino que trasciende al mundo y exporta equipamientos y productos para la avicultura”.
mdzol.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments