Familiares y amigos del repartidor volverán a marchar para pedir justicia

186
Compartir

Familiares y amigos de Sebastián Olivera, el repartidor de una heladería de Lomas de Zamora asesinado el 11 de abril durante un asalto, volverán a marchar para pedir justicia porque todavía no hay detenidos por el crimen. “Ya se van a cumplir dos meses y todavía no se sabe nada”, criticó la esposa del joven, Rocío Acuña, en dialogo con Info Región. Según anticipó, la manifestación se realizaría sobre la avenida Juan XXIII.

A casi dos meses del crimen, familiares y amigos de Sebastián Olivera, el joven repartidor de una heladería de 27 años que fue asesinado durante un robo, volverán a marchar en los próximos días viene para pedir justicia por el crimen ya que advirtieron que la causa está estancada ya que aún no hay detenidos por el hecho.

“Ya se van a cumplir dos meses y todavía no se sabe nada. Están tardando mucho en buscar a los culpables”, lamentó Rocío Acuña, la esposa del joven, en diálogo con Info Región.

En este marco, recalcó que está “todavía shockeada” por el crimen y apuntó que se comunica “a diario con la policía” pero que desde su familia ya se están “cansando que siempre digan que están investigando”.

“Nunca hay novedades. No puedo que creer que ya se están por cumplir dos meses que no estoy con mi marido. No hay ningún indicio de quienes lo mataron”, insistió. Es este contexto que confirmó que realizarán una nueva movilización por las calles de Lomas en los próximos días, tal como lo hicieron el 2 de mayo, para volver a exigir justicia y que se acelere la investigación.

Al ser consultada sobre las últimas novedades en la causa, Rocío confirmó la presencia de un testigo: “Hay un remisero que los vio y los persiguió pero no los pudo atrapar. Él ya declaró pero no pudo aportar datos relevantes o de importancia ya que no llegó a verle las caras a los asesinos”, lamentó.

Según adelantó, en la nueva marcha la intención es cortar el tránsito sobre Juan XXIII. “Cortaremos la avenida para ver si nos escuchan porque queremos que pronto se encuentran a los asesinos de mi marido”, completó Acuña.

La noche del 11 de abril, Sebastián Olivera estaba haciendo su trabajo de repartidor cuando fue sorprendido por dos delincuentes que le robaron su moto. Pese a que no se resistió, le dispararon y le acertaron un tiro que ingresó por la axila izquierda y le ocasionó la muerte. Por el momento, no hay ningún detenido por el hecho.

La investigación está a cargo de la fiscal María Adela Recalde, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Fuente: InfoRegión

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments