Adolescente se dispara tras tomar rehenes en escuela en EEUU; todos liberados

192
Compartir

Un aldolescente de 15 años tomó el lunes como rehenes a 23 estudiantes y un profesor en una escuela secundaria de la pequeña localidad de Marientte, en Wisconsin, norte de Estados Unidos, antes de disparar contra sí mismo, informó la policía.

El joven fue hospitalizado con una herida de bala, aunque por el momento no se informó sobre su condición. Los rehenes, en tanto, resultaron ilesos, dijo la policía de Marinette, unos 80 km al norte de la ciudad de Green Bay.

El jefe de la policía local, Jeff Skorik, desmintió en una conferencia de prensa informaciones que circularon en las redes sociales de Internet acerca de que el incidente había dejado rehenes heridos.

Asimismo, afirmó que el muchacho, que no fue identificado, se había disparado a sí mismo cuando la policía ingresaba al salón de clase donde mantenía a los rehenes tras escuchar tres disparos.

Fue trasladado al hospital local, sin que en lo inmediato hubiera información acerca de su condición o la naturaleza de las heridas.

«Personal de rescate de emergencia atendió al sospechoso y lo transportó al Bay Area Medical Center», indicó un comunicado de la policía, que una primera instancia había señalado que los rehenes eran 20 estudiantes.

El drama en el liceo de Marinette, que había comenzado al final de la jornada lectiva, alrededor de las 15H00 local (20H00 GMT), concluyó pasadas las 20H00 locales (01H00 GMT del martes), momentos después de que el atacante liberara a cinco estudiantes para que pudieran ir al baño.

Tras escuchar los tiros, los oficiales de la policía que habían estado dialogando con el profesor ingresaron de inmediato a la clase, y vieron como el muchacho se disparó.

«Los oficiales rompieron la puerta, entraron al salón y vieron al sospechoso frente a la clase», dijo Skorik. «En ese momento, el sospechoso se disparó a sí mismo provocándose una herida», agregó, sin especificar el lugar ni la gravedad.

El sospechoso tomó los rehenes munido de dos armas de mano: una semiautomática calibre .22 y una pistola 9 mm.

Los casquillos encontrados en el salón de clase revelan que las dos armas habían sido disparadas, dijo Skorik, quien indicó que por el momento se desconocen las motivaciones del atacante.

Fuente: AFP

Print Friendly, PDF & Email

Comments